Diabetes

En AdvantageCare Physicians, entendemos que la buena salud de muchos de nuestros pacientes depende de la prevención de la aparición de la diabetes y de los factores de riesgo que pueda presentar. Para algunos, un diagnóstico de diabetes puede ya ser conocido, y el reto es controlar la afección para mejorar la salud general. Otros pueden tener un ser querido con diabetes y solo quieren saber cómo ser alentadores acerca de cambios importantes en el estilo de vida. Si crees que puedes estar en riesgo de desarrollar diabetes o ya sabes que la tienes, sigue leyendo para saber cómo nuestros equipos de atención médica pueden ayudarte a controlar tu salud y prevenir posibles complicaciones. 

La diabetes es el trastorno más frecuente del sistema endocrino y afecta a más de 30 millones de personas en los Estados Unidos. Esta enfermedad se produce cuando los niveles de azúcar en la sangre están constantemente por encima de lo normal y puede ser causada por la incapacidad del cuerpo para producir insulina (tipo 1), la falta de respuesta del cuerpo a los efectos de la insulina (tipo 2) o incluso el embarazo (gestacional).

El riesgo principal para la mayoría de los adultos es la diabetes tipo 2, y las posibilidades de padecer esta afección dependen de una combinación de factores de riesgo, como la genética y el estilo de vida. Aunque no puedes cambiar los factores de riesgo como la historia familiar, la edad o la etnia, puedes controlar tus hábitos alimenticios, actividad física y peso corporal para disminuir el riesgo. Es más probable que desarrolles diabetes tipo 2 si uno o más de los siguientes elementos te describen:

  • Tienes sobrepeso, obesidad o no eres físicamente activo
  • Eres mayor de 45 años
  • Eres afroamericano, nativo de Alaska, indio americano, asiático americano, hispano/latino, nativo hawaiano o isleño del Pacífico
  • Tienes una historia familiar de diabetes tipo 2, diabetes gestacional, enfermedad cardiovascular o derrame
  • Hipertensión
  • Tienes un nivel bajo de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (colesterol “bueno”) o un alto nivel de triglicéridos (grasa en la sangre)
  • Has dado a luz a un bebé que pesa nueve libras o más
  • Tienes síndrome de ovario poliquístico (trastorno hormonal común entre las mujeres en edad reproductiva)

Según la Asociación Estadounidense de Diabetes, si no tienes síntomas clásicos de diabetes (p. ej., sed excesiva y micción), las pruebas deben realizarse a los 45 años y continuar a intervalos de tres años, especialmente si tienes sobrepeso u obesidad. Si eres menor de 45 años pero tienes factores de riesgo adicionales, debes hacerte exámenes a una edad más temprana y con más frecuencia. Y, si tienes prediabetes, debes considerar un chequeo anual.

La diabetes no controlada puede provocar complicaciones de salud como enfermedad cardiovascular, derrame, problemas de visión, insuficiencia renal, daño a los nervios, gastroparesia, disfunción eréctil y problemas de la piel. Y, algunas de estas complicaciones pueden conducir a consecuencias graves, incluyendo ceguera, amputación debido al flujo sanguíneo deficiente, e incluso la muerte. Por ello, es fundamental que te hagas exámenes si crees que estás en riesgo. 

Si crees que estás en riesgo de desarrollar diabetes, o que puede que ya la tengas, debes programar un examen con tu proveedor de atención primaria hoy mismo. 

Suscríbete a nuestro Boletín informativo sobre diabetes

Sé parte de la conversación continua con nuestros proveedores y expertos clínicos.

Por favor, llena este campo.

El envío de este formulario indica tu consentimiento para recibir el boletín informativo sobre diabetes de ACPNY en la dirección de correo electrónico proporcionada. Tu dirección de correo electrónico no se compartirá con terceros ni ACPNY la utilizará para ningún otro fin. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento, sin embargo esta solicitud no afectará a ninguna otra comunicación que recibas de ACPNY.

Envía una pregunta o idea de tema