Cambiar a:

El agotamiento: un nuevo tipo de estrés

Cambiar a:
Cambiar a:

El agotamiento: un nuevo tipo de estrés

Los síntomas del agotamiento a menudo se superponen con los síntomas del estrés típico relacionado al trabajo, algo que puede dificultar determinar con cuál se está lidiando; sin embargo, comprender las diferencias entre estas afecciones puede ayudarte a decidir qué debes hacer para obtener alivio.

10/09/2019



¿Qué es el estrés?

El estrés es una parte normal de la vida; el cuerpo humano está diseñado para experimentarlo y reaccionar ante él. De hecho, el estrés puede ser bueno, puede mantenerte alerta y motivado en situaciones peligrosas. Por ejemplo, cuando conduces en una tormenta de nieve, probablemente te sientas tenso y nervioso, pero el estrés que experimentas en realidad te ayuda a mantenerte enfocado en la carretera y conducir con precaución adicional. Sin embargo, los períodos prolongados o frecuentes de mayor estrés pueden ser perjudiciales para tu salud.

Algunas veces, la respuesta del sistema nervioso autónomo del cuerpo a una emergencia, a menudo denominada "lucha o huida", se activa de forma crónica, incluso cuando no haya una emergencia, y la misma afecta la mente y el cuerpo. El estrés crónico puede causar problemas estomacales (indigestión, náuseas, pérdida de apetito), insomnio, presión arterial alta, dolores de cabeza y dolor de pecho.  También puede contribuir a afecciones de salud mental como depresión y ataques de pánico.

¿Qué es el agotamiento?
Recientemente, el agotamiento ha sido reconocido como un problema grave de salud mental causado por el estrés crónico en el lugar de trabajo. De hecho, en mayo de 2019, el agotamiento se agregó oficialmente a la Clasificación Internacional de Enfermedades, el manual de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ayuda a los proveedores médicos a diagnosticar enfermedades. La OMS define el agotamiento como "un síndrome conceptualizado como resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo que no fue manejado con éxito".

Los síntomas del agotamiento a menudo se superponen con los síntomas del estrés típico relacionado al trabajo, algo que puede dificultar determinar con cuál se está lidiando; sin embargo, comprender las diferencias entre estas afecciones puede ayudarte a decidir qué debes hacer para obtener alivio. La principal diferencia entre los dos es que el estrés puede ser activado por una variedad de cosas: cambios en la vida, trabajo, tensión financiera, relaciones, u otros factores. El agotamiento, por otro lado, se refiere específicamente a los síntomas provocados exclusivamente por el estrés relacionado al trabajo. Los siguientes síntomas ayudan a distinguir el agotamiento de cualquier otro tipo de estrés:

  • Sentimientos de agotamiento o disminución de la energía
  • Mayor distancia mental del trabajo propio, o sentimientos de negativismo o cinismo relacionados con el trabajo propio
  • Eficacia profesional reducida
  • Abstenerse de las responsabilidades
  • Aislarse de los demás
  • Procrastinar, tomarse más tiempo para hacer las cosas
  • Consumir alimentos, drogas o alcohol para lidiar con una situación
  • Descargar las frustraciones en los demás
  • Faltar al trabajo o llegar tarde y salir temprano
 
¿Cómo puedo sobrellevar el agotamiento?
El agotamiento, como otras formas de estrés, puede minimizarse haciendo ciertos cambios en el estilo de vida. Si te sientes agotado o crees que puedes estar dirigido en esa dirección, toma una pausa y reevalúa tus prioridades. A veces, este tipo de estrés es causado por concentrar demasiada energía en una cosa (como el trabajo) y descuidar otras partes importantes de tu vida (como tus pasatiempos, pasiones o salud). Establecer límites y aprender a decir "no" a ciertas situaciones y actividades que te causan agotamiento físico y emocional es una parte importante del cuidado de sí mismo. Cuidar a todo tu ser significa cuidar de tu cuerpo y mente, y hacer estas cosas puede ayudarte a mantenerte bien:
 
  • Hablar con tu médico si estás constantemente estresado o te sientes agotado.
  • Hacer ejercicio regularmente para mejorar tu estado de ánimo y energía y mejorar tu salud general.
  • Establecer un límite de tiempo para la cantidad de horas que pasas en tu teléfono o computadora cada día; demasiada tecnología puede sobreestimular tu cerebro y dificultar la relajación.
  • Hacer las cosas que te hagan sentir bien: leer un libro, descubrir un nuevo pasatiempo, salir a caminar, salir con amigos, hacer tiempo para las cosas que dan felicidad.
  • Hacer del sueño una prioridad (apunta a 8 horas por noche).
  • Considera hablar con un psicólogo o consejero si te sientes abrumado por el trabajo u otros aspectos de la vida. Un profesional puede ayudarte a desarrollar técnicas que sean saludables y sostenibles para lidiar con los factores estresantes.
 
 
 
 
Fuentes:
https://www.who.int/mental_health/evidence/burn-out/en/
https://www.huffpost.com/entry/burnout-who-medical-diagnosis_n_5ced5943e4b0bbe6e3340dc4
https://www.helpguide.org/articles/stress/burnout-prevention-and-recovery.htm/