Cambiar a:

Viviendo con diabetes: Disminuir los riesgos

Cambiar a:
Cambiar a:

Viviendo con diabetes: Disminuir los riesgos

Realizar acciones preventivas puede ayudarte a minimizar o a prevenir ciertas complicaciones o resultados adversos de la diabetes. Los siguientes son algunos pasos que puedes seguir en esta temporada de otoño e invierno.

11/13/2020

Disminuir los riesgos es una de las siete conductas de cuidado personal para controlar la diabetes que recomienda la Asociación Estadounidense de Educadores en Diabetes (American Association of Diabetes Educators, AADE). Las acciones preventivas que realices ahora te traerán beneficios a futuro al reducir las complicaciones de la diabetes. Los siguientes son algunos pasos que puedes seguir para disminuir los riesgos en otoño e invierno:

 

Lávate las manos

Una de las cosas más importantes que puedes hacer es lavarte las manos con frecuencia. Frótate las manos con agua tibia y jabón durante 20 segundos (canta el “Feliz cumpleaños” dos veces) y luego enjuaga. Frótate también debajo de las uñas.

 

Vacúnate contra la gripe

Programa una cita para recibir la vacuna contra la gripe una vez al año. Pregúntale a tu proveedor si también necesitas recibir la vacuna contra la pulmonía.

 

Presta atención a tus pies

La diabetes puede causar daños en los nervios de los pies. Eso podría hacer que no sientas nada si te raspas accidentalmente o tienes una llaga. Practica un chequeo diario de los pies para detectar cualquier enrojecimiento, ampolla o corte. Para no olvidarte, puedes hacerlo después de ducharte todos los días. Si observas alguna herida, toma nota e informa a su médico de inmediato.

 

No te sientes muy cerca de calentadores o calderas

Si tienes neuropatía diabética (daño nervioso) con disminución o pérdida de la sensibilidad en las extremidades, no te sientes ni coloques los pies y las piernas demasiado cerca de calentadores o calderas. Podrías sufrir quemaduras sin darte cuenta.

 

Cepíllate los dientes y usa hilo dental a diario

Si tienes diabetes, presentas un riesgo mayor de tener caries y periodontitis. Además de cepillarte y usar hilo dental a diario, programa una limpieza regular con tu dentista y pregúntale si necesitas consultar a un periodoncista para un control de las encías.

 

Programa citas para hacerte chequeos regulares:

 

 

Tipo de control de salud

 

 

 

 

Frecuencia

 

 

 

 

A1C (prueba de sangre que mide el nivel promedio de glucosa en la sangre durante los últimos 3 meses)

 

 

 

 

Cada 3 a 6 meses

 

 

 

 

Presión arterial

 

 

 

 

En cada visita

 

 

 

 

Panel de lípidos: 

Colesterol total

Colesterol de lipoproteínas de alta densidad (colesterol bueno)

Colesterol de lipoproteínas de baja densidad (colesterol malo)

Triglicéridos (grasa en la sangre que proviene de los alimentos y es fabricada por el cuerpo) 

 

 

 

 

Al menos una vez al año

 

 

 

 

Chequeo de la vista

 

 

 

 

Cada año

 

 

 

 

Función renal  

 

 

 

 

Cada año

 

 

 

 

Chequeo dental

 

 

 

 

Todos los años, 2 veces al año

 

 

 

 

Chequeo de los pies (función nerviosa y flujo sanguíneo) 

 

 

 

 

Al menos una vez al año