Cambiar a:

Información sobre alcoholismo

Cambiar a:
Cambiar a:

Información sobre alcoholismo

Abril es el Mes de la concientización sobre el alcohol y desglosamos los hechos sobre la adicción al alcohol y sus signos de advertencia.

04/16/2019

El alcoholismo es una enfermedad crónica y progresiva, genéticamente predispuesta y que puede ser fatal si no se trata. Sin embargo, las personas pueden recuperarse, y lo hacen. De hecho, se estima que hasta 20 millones de personas y familiares viven en recuperación.

El alcohol es la sustancia adictiva más utilizada en los Estados Unidos: 29.5 millones de personas de 12 años o más sufren de abuso o dependencia del alcohol junto con otros varios millones más que se involucran en patrones de consumo excesivo de alcohol que podrían generar problemas con el alcohol.

El uso y abuso de alcohol es un problema grave que no debe ser ignorado o minimizado. Si no se trata, el uso y el abuso pueden convertirse en alcoholismo. Como resultado, es importante reconocer los signos y síntomas del abuso de alcohol de manera temprana.
 

Algunos síntomas de abuso de alcohol incluyen:

  • Argumentos o peleas recurrentes con familiares o amigos, así como irritabilidad, depresión o cambios de humor
  • Apagones temporales o pérdida de memoria
  • Uso continuo de alcohol para relajarse, animarse, dormir, lidiar con problemas o sentirse “normal”
  • Dolor de cabeza, ansiedad, insomnio o náuseas cuando uno deja de beber
  • Piel enrojecida y capilares rotos en la cara, manos temblorosas y diarrea crónica
  • Beber solo, por las mañanas o en secreto

El abuso de alcohol y el alcoholismo pueden afectar todos los aspectos de la vida de una persona. El consumo de alcohol a largo plazo puede causar serias complicaciones de salud, dañar la estabilidad emocional, las finanzas, la carrera y tener un impacto sobre la familia, los amigos y la comunidad. Las complicaciones de salud incluyen, entre otras: 

  • Demencia, derrame y neuropatía
  • Depresión, ansiedad y suicidio 
  • Enfermedades del hígado, incluyendo hígado graso, hepatitis alcohólica, cirrosis
  • Problemas cardiovasculares que incluyen fibrilación auricular e hipertensión arterial 

Dependiendo de la gravedad de la adicción, es importante buscar ayuda de profesionales y trabajar con ellos para buscar una forma de tratamiento que funcione para ti.

 

Fuente: Consejo Nacional sobre Alcoholismo y Dependencia de Drogas (National Council on Alcoholism and Drug Dependence, NCADD) 

Por motivo de Juneteenth, la mayoría de los consultorios de ACPNY permanecerán cerrados el miércoles 19 de junio. Para mayor comodidad, algunos consultorios seleccionados estarán atendiendo. Obtén más información.