Cambiar a:

Diabetes y obesidad: ¿cómo se relacionan?

Cambiar a:
Cambiar a:

Diabetes y obesidad:

¿Cómo se relacionan?

Mujer feliz sonriendo mientras come una ensalada verde saludable antes de comenzar sus ejercicios aeróbicos al aire libre

La diabetes y la obesidad son dos de las afecciones de salud más comunes que afectan a los estadounidenses en la actualidad. Alrededor del 10 % de los estadounidenses tienen diabetes, mientras que casi el 42 % de los adultos estadounidenses son obesos. Desafortunadamente, a medida que las tasas de obesidad han aumentado, también lo han hecho las tasas de diabetes. Las personas que luchan contra la obesidad tienen seis veces más probabilidades de desarrollar diabetes. De hecho, la obesidad es un factor contribuyente  en hasta la mitad de los nuevos casos de diabetes cada año.

Las personas que luchan contra la obesidad tienen seis veces más probabilidades de desarrollar diabetes.

Diabetes y obesidad: ¿cómo se relacionan?

Diabetes y obesidad: ¿cómo se relacionan?

¿Cómo conduce la obesidad a la diabetes?

El vínculo entre la obesidad y la diabetes se debe al impacto de la obesidad en la resistencia a la insulina y el metabolismo de la glucosa. La obesidad desensibiliza el cuerpo a los efectos de la insulina, lo que significa que el páncreas necesita producir mayores cantidades de insulina para regular los niveles de azúcar en la sangre. Este exceso de insulina conduce a un nivel alto de azúcar en la sangre y, finalmente, puede provocar diabetes tipo 2.

Cómo controlar o prevenir estas afecciones

Si tienes problemas de obesidad pero no has desarrollado diabetes, hay algunos pasos simples que puedes tomar para perder peso y reducir tu riesgo. Pero incluso si tienes diabetes, perder peso puede ayudarte a reducir tus niveles de azúcar en la sangre y hacer que tu afección sea más fácil de controlar.

Diabetes y obesidad: ¿cómo se relacionan?

Diabetes y obesidad: ¿cómo se relacionan?

  • Haz ejercicio regularmente: Solo 30 minutos de ejercicio moderado por día pueden ayudarte a perder peso, controlar tus niveles de azúcar en la sangre y reducir tu riesgo de enfermedad cardiovascular.

  • Reduce los carbohidratos: Evita comer alimentos con alto contenido de carbohidratos, como pasteles, galletas, arroz y helados.

  • Controla las calorías: Al quemar 500 calorías más de lo que consumes cada día, puedes perder aproximadamente una libra por semana.

Con el ejercicio regular y una dieta saludable, es completamente posible mantener un peso saludable, controlar tus niveles de azúcar en la sangre e incluso prevenir la diabetes por completo. Programa una cita con tu proveedor de atención primaria (PCP) hoy mismo para analizar cómo puedes controlar mejor tu peso y tu nivel de azúcar en la sangre.

Por motivo de Juneteenth, la mayoría de los consultorios de ACPNY permanecerán cerrados el miércoles 19 de junio. Para mayor comodidad, algunos consultorios seleccionados estarán atendiendo. Obtén más información.